Κυριακή, 24 Σεπτεμβρίου 2017

ΑΘΗΝΑ 1917. ΜΕ ΤΟ ΒΛΕΜΜΑ ΤΗΣ ΣΤΡΑΤΙΑΣ ΤΗΣ ΑΝΑΤΟΛΗΣ


Atenas 1917
A través de los ojos del Ejército (francés) de Oriente


Museo Benaki
Av. Pireos 138, Atenas
15/09/2017 - 12/11/2017







Δευτέρα, 4 Σεπτεμβρίου 2017

ΚΡΗΤΗ. ΑΝΘΡΩΠΙΝΑ ΑΠΟΤΥΠΩΜΑΤΑ ΗΛΙΚΙΑΣ 5.700.000 ΕΤΩΝ

Huellas aparentemente humanas de hace 5,7 millones de años desconciertan a los científicos
Descubiertas en la isla de Creta, podrían alterar para siempre lo que sabemos sobre la evolución de los primeros humanos
José Manuel Nieves (abc.es, 01/09/2017 )
Ultimamente, el origen de nuestra especie no deja de complicarse. Y ahora le toca el turno a una serie de misteriosas huellas fósiles, aparentemente humanas, descubiertas en la isla de Creta y que podrían alterar, para siempre, el relato establecido sobre la evolución de los primeros humanos. Las huellas tienen 5,7 millones de años de antigüedad, una época en la que, supuestamente, nuestros antepasados solo vivían en Africa y dejaban huellas muy parecidas a las de los monos.
Desde el descubrimiento de los primeros fósiles de Australopithecus en el sur y el este de África a mediados del siglo 20, el origen del linaje humano se ha situado en el continente negro. Otros fósiles descubiertos en esa misma región, incluidas las famosas huellas de Laetoli, en Tanzania, dejadas hace 3,7 millones de años por unos pies de apariencia humana, reforzaron aún más la idea de que los primeros miembros de nuestro linaje no sólo se originaron en África, sino que permanecieron aislados allí durante varios millones de años, antes de dispersarse por Europa y Asia.
Por eso, el hallazgo de una hilera de huellas de apariencia humana en Creta, y además con una antigüedad de cerca de 5,7 millones de años, se opone frontalmente a esas ideas y sugiere una realidad mucho más compleja.
Las huellas fueron descubiertas por casualidad en 2002 por Gerard Gierlinski (paleontólogo polaco especializado en huellas fósiles), durante una vacaciones en Creta. Pero no fue hasta 2010 cuando las estudió a fondo y llegó a la conclusión de que habían sido dejadas por un hominino. Ahora, Per Ahlberg, de la Universidad de Uppsala, ha retomado la investigación y acaba de publicar sus sorprendentes conclusiones.
Un pie humano
El pie humano tiene una forma muy particular, diferente por completo de la de otros animales terrestres. De hecho, la combinación de una planta alargada, cinco dedos de los pies que apuntan al frente, cortos y sin garras, con un dedo gordo mucho mayor que los demás, es única. Los pies de nuestros parientes más cercanos, los grandes simios (chimpancés, gorilas y orangutanes), se parecen más a una mano que a un pie humano, con un pulgar lateral que permite agarrarse fuertemente a las ramas o, incluso, manipular objetos.
Las famosas huellas de Laetoli, que se cree que fueron dejadas por un autralopiteco, son muy similares a las de los humanos modernos, excepto por el hecho de que el talón es más estrecho y la planta no está aequeada, como la nuestra. Por el contrario, algunos fósiles más antiguos, como los de Ardipithecus ramidus, que caminó por Etiopía hace 4,4 millones de años y que está entre los homininos más completos hallados hasta ahora, tiene los pies como los de los simios. Los investigadores que describieron esa especie argumentaron en su día que Ardipithecus era un antepasado directo de nuestra especie, pero que sus pies, en aquel tiempo, no habían evolucionado aún para parecerse a los nuestros.
Pero las nuevas huellas, halladas en Trachilos, al oeste de Creta, son dos millones de años más antiguas que las de Laetoli y, a pesar de ello, tienen una forma inequívocamente humana, especialmente en los dedos de los pies. Su dedo gordo es similar al nuestro en forma, tamaño y posición, y también, como en nuestro caso, se asocia a la planta con una "bola" que jamás está presente en los simios.
La planta del pie de este nuevo y desconocido hominino es proporcionalmente más corta que en las pisadas de Laetoli, pero en general tiene la misma forma. En resumen, las características de las huellas de Trachilos indican sin lugar a dudas que fueron dejadas por uno de los primeros homininos, mucho más primitivo que el "caminante" de Laetoli. En Creta, las huellas fueron dejadas en una orilla arenosa, posiblemente en el delta de un río, mientras que las de Laetoli quedaron impresas en cenizas volcánicas.
"Lo que las convierte en polémicas es la edad y la localización de estas huellas", afirma Per Ahlberg, autor principal del estudio.
Con sus 5,7 millones de años, la especie que dejó las misteriosas huellas de Creta es incluso más antigua que los más viejos de los homininos conocidos, los Sahelanthropus de Chad, y contemporánea del Orrorin de Kenia, pero más de un millón de años más vieja que Ardipithecus ramidus y sus pies de simio. Lo cual contradice la hipótesis de que Ardipithecus sea un antepasado directo de especies posteriores de homíninos, de las que nosotros descendemos.
Además, hasta este mismo año, todos los homininos fósiles conocidos con más de 1,8 millones de años (la edad de los primeros Homo fósiles de Georgia) procedían de África, lo que llevó a la mayoría de los investigadores a la conclusión de que ése, y no otro, era el lugar donde se desarrolló el grupo.
Pero las huellas Trachilos no dejan lugar a dudas. De hecho, están fechadas con seguridad usando una combinación de foraminíferos (microfósiles marinos) procedentes de capas subyacentes de terreno, más el hecho de que las propias huellas se encuentran inmediatamente por debajo de una roca sedimentaria muy distintiva, que se formó justo en la época en la que el mar Mediterráneo se secó brevemente, hace 5,6 millones de años.
Los restos de los Balcanes
Por una curiosa coincidencia, a principios de este mismo año otro grupo de investigadores reinterpretó una serie de restos fragmentarios (dientes y mandíbulas) de 7,2 millones de años de antigüedad, pertenecientes a un primate llamado Graecopithecus, hallados entre Grecia y Bulgaria, y lo reasignaron al grupo de los homíninos
En la época en que las huellas de Creta quedaron impresas en la arena, un periodo conocido como Mioceno tardío, el desierto del Sahara aún no existía. Y todo el norte de Africa, hasta el Mediterráneo oriental, era una inmensa sabana. Para colmo, Creta aún no se había desprendido de la península griega. Por lo tanto, no resulta difícil imaginar cómo los primeros homininos podrían haber recorrido a sus anchas tanto el sudeste de Europa como África, dejando sus huellas en una orilla de lo que después sería una isla, Creta, en medio de un nuevo mar, el Mediterráneo.

"Este hallazgo -afirma Per Ahlberg- desafía frontalmente el relato establecido de la evolución de los primeros humanos, y es posible que genere un gran debate. Queda por ver si la comunidad de investigadores que estudian el origen de los humanos aceptará estas huellas fósiles como evidencia de la presencia de homininos en Creta durante el Mioceno".

Τρίτη, 4 Νοεμβρίου 2014

ΛΙ


La historia entre un veterano marino griego y Li, una dulce niña china en el puerto de Hong Kong, constituye una de las piezas narrativas más sobrecogedoras de la literatura griega. Fue llevada al cine en 1995 por la directora franco-belga Marion Hänsel (Between the Devil and the Deep Blue Sea). 
El que fue considerado en G recia como «el poeta del mar», Nicos Cavadías (1910-1975), nos adentra, sin afeites pero con ternura, en una dura realidad que aún hoy subsiste: la de los niños que viven en los sampanes del puerto de Hong Kong y apenas pisan tierra firme. Con la profundidad de una parábola zen y la poesía de una canción triste, este relato —probablemente autobiográfico—, a buen seguro, perdurará en la memoria del lector.

Δευτέρα, 3 Νοεμβρίου 2014

ΤΑΛΓΚΟ


Quizás Heleni y Grigoris no deberían haberse conocido nunca. Ella, una bailarina casada y con un hijo, vive en Atenas. Él, un economista griego casado con una francesa, vive en París. Pero el destino no siempre tiene en cuenta nuestras circunstancias y ocasionalmente pone al límite nuestra razón. 
El autor grecofrancés Vas silis Alexakis, ampliamente reconocido en toda Europa y consagrado en Francia, donde se le ha concedido el Grand Prix du Roman de l’Académie Française 2007 (equivalente al Premio Nacional de Narrativa) y el Prix de la Langue Française 2012 (equivalente al Premio Cervantes), irrumpe finalmente en el mercado español con Talgo, una novela donde las palabras y la correspondencia son el hilo conductor de una historia de pasión y transformación. Heleni y Grigoris se aman, se desean, se necesitan, pero no es fácil desbancar al destino.Tras un viaje en Talgo desde París a Barcelona, Heleni recrea en su diario todos los vivos recuerdos de su amor por Grigoris y, con sus profundas reflexiones, nos adentra en la frustración, la contradicción y la complejidad de las relaciones humanas. 
Alexakis nos regala una obra que explora el deseo humano y la pasión desatada desde una perspectiva plenamente contemporánea, poniendo de manifiesto que el amor es de una complejidad infinita. Y en el trasfondo, una poética evocación de la historia de Grecia y de la gran metamorfosis de Europa en el último cuarto del siglo XX cargada de ironía para el lector de hoy.

Κυριακή, 2 Νοεμβρίου 2014

ΟΔΗΓΟΣ ΕΠΙΒΙΩΣΗΣ

Guía para sobrevivir a una isla recorre 24 horas en la vida de Alexander, un prestigioso y polémico periodista que sufre una extrañísima dolencia, cuyo tratamiento incluso requiere nuevos términos médicos. El síntoma fundamental consiste en que no puede ver su propia imagen en el espejo. La cura es posible pero su coste es altísimo. El avance de la enfermedad no permite aplazamientos. Cuenta tan sólo con 24 horas para recorrer la primera etapa de su vida.

George Zarkadakis, licenciado en Inteligencia Artificial y periodista, se sitúa ante el espejo y cree que "siempre es mejor poderse ver, aunque lo que tenga uno enfrente sea horroroso o perverso, que no tener imagen frente a sí". El autor fue fue escribiendo la historia poco a poco y todo partió de que "el protagonista no podía ver su reflejo en el espejo. A partir de ahí comencé a imaginar su vida, su historia y fui dándole forma a un rostro sin rostro".
El escritor puntualiza, que "le gusta contar historias y le seduce hacerlo en forma de thriller policial. La investigación policial y científica se asemeja bastante porque tanto los policías como los científicos tratan de buscar la verdad. "Encontrar la verdad es el objetivo de cualquier investigador, tanto policial como científico. La aventura del ser humano es su intento por descubrir siempre la verdad". (elpais.com)


Παρασκευή, 31 Οκτωβρίου 2014

ΕΠΙΣΤΡΟΦΗ ΣΤΟ "ΝΑΥΑΓΙΟ ΤΩΝ ΑΝΤΙΚΥΘΗΡΩΝ - 3


El pecio de Antiquitera esconde más tesoros
Recientemente se ha efectuado una nueva campaña arqueológica que ha sacado a la luz diversos artefactos, entre ellos una lanza de bronce de dos metros de longitud
Por Alec Forssmann (nationalgeographic.com.es, 10/2014)
Aproximadamente entre los años 70 y 60 a.C., una nave romana imponente que transportaba un cargamento de lujo se hundió cerca de Antiquitera, una isla griega remota, situada al noroeste de Creta. En 1900, un grupo de buscadores de esponjas halló el pecio a unos 50 metros de profundidad. Los buzos encontraron varias estatuas griegas excepcionales, entre ellas el Efebo de Antiquitera, además de joyas, mobiliario, cristalería de lujo y el célebre mecanismo de Antiquitera, la computadora analógica más antigua que se ha descubierto. Un buzo murió durante la inmersión y dos sufrieron una parálisis muscular debido al síndrome de descomprensión. En los años setenta, Jacques Cousteau y otros investigadores exploraron el yacimiento subacuático y rescataron diversos artefactos.
La última campaña arqueológica se ha efectuado entre el 15 de septiembre y el 7 de octubre de 2014 por parte de un equipo internacional que ha incluido a Brendan Foley, del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, y a Theotokis Theodoulou, del Eforato Helénico de Antigüedades Subacuáticas. Hemos cartografiado un área de 70 por 40 metros y a través del Sirius, un vehículo subacuático, hemos recopilado más de 30.000 imágenes, con las que crearemos un mapa de alta resolución en 3D, explica Foley a Historia National Geographic. Además, los arqueólogos han sacado a la luz una espléndida lagena, que es un recipiente cerámico con un asa, completamente intacta, un fragmento ornamentado de la pata de una cama, anclas de más de un metro de largo y, sobre todo, una lanza de bronce de dos metros de longitud que debió de pertenecer a una estatua gigante, puede que a un guerrero de la diosa Atenea, según sostiene Foley. En 1901 fueron hallados cuatro caballos de mármol enormes, que pudieron formar parte de un conjunto de estatuas dominado por un guerrero en un carro tirado por los animales. 
Éste es el naufragio antiguo más grande que he investigado, afirma Foley. Las dimensiones de los tablones del casco, de un grosor de 11 centímetros en su estado actual de deterioro, son de lo más grande que he visto y leído. Un montón de dinero fue invertido en la construcción de este barco, añade. Se ha especulado con la posibilidad de que el fastuoso cargamento del barco fuera el resultado de un saqueo por diferentes puertos del mundo helénico, pero no se sabe con certeza. Creemos que el yacimiento todavía esconde muchas piezas de gran valor, revela Foley. El año que viene continuarán las excavaciones.

Τετάρτη, 29 Οκτωβρίου 2014

Ο ΤΑΦΟΣ ΤΗΣ ΑΜΦΙΠΟΛΗΣ - 13


Los arqueólogos que excavan la tumba de Anfípolis han desenterrado nuevos fragmentos de las esfinges que custodian la entrada principal. La semana pasada se anunció el hallazgo de la cabeza de una de las esfinges y hoy se han difundido imágenes que muestran fragmentos de las alas, con las plumas finamente detalladas, además de trozos del cuello de una de las estatuas. También han aparecido las teselas desprendidas de la parte central del mosaico, que narra el rapto de Perséfone por parte de Hades.
Las dos esfinges estaban desprovistas de sus respectivas cabezas, pechos y alas y sus restos estaban desperdigados por el interior de la tumba, por lo que cabe pensar que fueron mutiladas de forma deliberada. Los destrozos causados en la parte superior de la tercera entrada y en la puerta de mármol recientemente hallada corroboran esta opinión, aunque un terremoto también pudo ocasionar los desperfectos. Hay indicios muy importantes de una grave intervención por parte de ladrones, ha reconocido Lina Mendoni, la secretaria general del Ministerio de Cultura.
(nationalgeographic.com.es, 28/10/2014)
Related Posts with Thumbnails